.

.

2017(e)ko urtarrila 2, astelehena

COSMOVISIÓN ANDINA

EL ÁGUILA Y EL CÓNDOR

El motivo por el cual La Profecía del Águila y el Cóndor tiene muchas caras es porque se cumple en numerosos niveles de realidad y aspectos del ser:

* El Cóndor representa a las culturas nativas de América del Sur, sobre todo de Los Andes. El Águila a las de Centroamérica y Norteamérica, desde Guatemala hasta Canadá. Volar juntos significa el reencuentro de estos pueblos en una mezcla armónica de sus ritos, creencias y símbolos, aprendiendo uno de otro, confiando, cantando y bailando juntos para llamar a la sanación y elevación de la conciencia, atrayendo la paz profetizada.

*El Águila es la Mente. El Cóndor es el Corazón. Todos tenemos al Águila y El Cóndor dentro de nosotros, algunos conectan más con un animal que con el otro. La profecía nos habla de un equilibrio de ambas fuerzas, pues cuando vuelan juntos ellos crean una simbiosis, complementando sus capacidades, transformándose en una Mente de Luz y un Corazón de Luz, volando en cooperación hacia los mundos celestiales de la paz interna y planetaria, haciéndose Uno. Por ser un reencuentro es también recordar como fueron las cosas desde un principio y revivirlo, dándole un color y brillo renovados.

* El Águila representa también a la mayoría de los grupos humanos del norte del planeta (sobre La Línea Ecuatorial), que prontamente desarrollaron sus capacidades mentales y llevaron el concepto de civilización a extremos, creando los mejores sistemas de trasmisión de información dentro de los parámetros materiales, permitiendo avances en la mente y la conciencia pero asimismo estancamiento, olvidando como ir más allá, encerrándose en los pensamientos incesantes.
El Cóndor es la mayoría de los pueblos del sur del planeta, que por las circunstancias globales permanecieron en estilos de vida rústicos, menos sistematizados, no invadidos por medios de comunicación. Esto sería una especie de bendición por mucho tiempo pero también los hizo finalmente vulnerables a la manipulación psicológica. A pesar de eso, la capacidad de sentir la energía de su entorno y conectar su corazón con el universo, les permitiría guardar la semilla del renacer en la Luz.

* El Cóndor es la memoria de los conocimientos sagrados ancestrales. El Águila es la visión y creación de lo nuevo. Cuando vuelan juntos obtenemos la alquimia adecuada para un presente trascendental.

* La profecía nos habla en general de una integración y comprensión de las fuerzas duales del universo, rompiendo la ilusoria visión de separación para vivir la unidad como una experiencia consciente. Femenino y masculino, hombre y mujer, mente y corazón, sol y luna, día y noche, cielo y tierra, luz y oscuridad, espíritu y materia, todo y nada, adentro y afuera, sagrado y mundano, nuevo y antiguo, complejo y sencillo, humano y cosmos, inhalar y exhalar, yin y yang.

Cuando El Águila y El Cóndor se reencuentran para volar, se entiende que es recobrada en la humanidad una estabilidad entre estas fuerzas polares, un equilibrio original y eterno que se olvidó pero siempre estuvo, medio oculto, y ahora es recordado y experimentado.



COSMOVISIÓN ANDINA

La Chakana del Cóndor
Es el más antiguo símbolo usado en casi todas las culturas andinas (Caral, Chavin, Chinchay, Mochica, Paracas, Wari, Ti ahuanaco, Inca, entre otras), quedando grabada en la arquitectura y arte de estas, con un profundo significado matemático-espiritual. Es el más práctico instrumento para comprender su cosmos, orientarse en él y navegar en sus corrientes multidimensionales. Un Puente entre el humano, la sociedad, la naturaleza, los seres sobrenaturales y El Universo.
A lo largo del territorio andino y la historia (por lo menos desde hace 4000 años en Perú, Colombia, Bolivia, Chile y Argentina) podemos encontrarla en diferentes versiones. Básicamente es una especie de Cruz Escalonada, la cantidad y el tamaño de los peldaños puede variar dependiendo del uso que se le dé. Permite el ordenamiento de la percepción.
Su nombre se traduce como Puente-Escalera al Cielo. Imaginemos una línea horizontal como un río y una línea vertical como El Puente que usamos para cruzar al otro lado, así completamos La Cruz. Si buscamos graficar su nombre también obtenemos la siguiente imagen que revela una idea muy clara:
La Chakana nos lleva de la Tierra al Cielo, funciona como un medio para unir las polaridades Tierra y Cielo, esto implica (entre sus amplios significados) unir la experiencia terrenal–material con la celestial–espiritual, conectar al ser humano con la totalidad del cosmos, hasta hallar en sí DE MANERA CONSCIENTE el equilibrio de las fuerzas duales. De esta manera La Chakana tiene una estrecha relación con la profecía de Los Q’ero.
Profundicemos en su simbología:
* La Chakana es La Unidad de La Totalidad, el símbolo del Dios Creador Pachacamac, es El Centro del Universo, es El Sol, es El Ser Humano com_ochaKARUNA (Humano Puente), es El Corazón, es La Verdad, es Lo Sagrado, es El Misterio, es El Mandala de La Vida con un punto central de equilibrio.
* La Chakana representa también uno de los principales fundamentos de la Cosmovisión Andina: El Principio de Polaridad. Dualidades complementarias en continua transición y fusión que crean Un Todo Entero. La armonía, el balance y la cooperación de estas fuerzas, según fue profetizado por Los Q’ero para estos tiempos de nuestra civilización, está descrita y simbolizada en La Chakana. Podríamos decir que es una guía para hacer consciente esa estabilidad y equilibrio, una herramienta para cumplir la profecía.
La mayor parte de las representaciones de arte gráfico andino son en realidad códigos matemáticos escritos en un sistema binario, similar al de las computadoras modernas y al ADN. En La Chakana encontramos las subdivisiones Superior-Inferior y Derecha-Izquierda.

La primera subdivisión Superior-Inferior corresponde al cielo y la tierra, el macho y la hembra, lo de arriba y lo de abajo, El Hanan y El Urin. Luego tenemos la subdivisión Derecha-Izquierda: el día y la noche, El Sol y La Luna, el hombre y la mujer.

*También contiene una notoria visión tripartita del Orden Cósmico Andino, que empieza al dividir La Chakana en una sección Superior-Cielo, una Intermedia-Humano y la ultima Inferior-Tierra. El ser humano se ubica en el centro entre las dualidades. Otra manera de dividirla es en tres círculos concéntricos.

Además, la versión de Chakana en la que se enfoca este mensaje (conformada por 13 cuadrados simétricos y un círculo sobrepuesto al centro) tiene 3 peldaños superiores y 3 inferiores al lado izquierdo, 3 superiores y 3 inferiores al lado derecho; cada uno de estos tríos de peldaños corresponde a un complejo conocimiento, entre los que resalta La Teoría de Los Tres Mundos: Hanan Pacha (El Mundo de Los Dioses), Kay Pacha (El Mundo del Aquí y Ahora Humano) y Ukhu Pacha (El Mundo de Los Espíritus).